martes, julio 23, 2024
Vixuart
InicioActualidadPedro Olea: "El mejor premio que ganó 'El Bosque del Lobo' es...

Pedro Olea: «El mejor premio que ganó ‘El Bosque del Lobo’ es el gol que le marqué a Carrero Blanco»

Pedro Olea recibió anoche el Premio Director del Festival de Cine Internacional de Benalmádena. Fue curiosamente en nuestro municipio donde rodó su primera película: Días de viejo color, que podremos ver hoy a las 20.00 horas en la Casa de la Cultura de Arroyo de la Miel. Además, mañana, coincidiendo con Halloween, tendremos la oportunidad de disfrutar de otro de sus grandes éxitos: El boque del Lobo, una obra rompedora y muy interesante que roza los géneros de terror y drama, muy apropiada para la ocasión y para descubrir otra faceta interpretativa del actor José Luis López Vázquez.

Inspirada en la historia de Manuel Blanco Romasanta, aquel psicópata al que apodaron El Hombre Lobo de Allariz, diagnosticado con licantropía clínica, la película sigue los pasos de Benito Freire -interpretado por José Luis López Vázquez, al que veremos en un papel muy distinto de los que nos tiene acostumbrados- un buhonero al que conocen en varias aldeas de la Galicia profunda, y con quien muchos mantienen buenas relaciones, tanto en la petición de favores personales como en los asuntos comerciales. Freire parece un hombre manso y pacífico, pero al llegar a cierta zona del bosque, y si va en compañía de otras personas, se transforma.

El cine de Pedro Olea fue mucho más que una moda en los inicios de la década 70 e incluso se permitió dar largas a reconocidos intérpretes de la época. Un director valiente, con una trayectoria profesional a sus espaldas de más de medio siglo de experiencia para quien el mejor premio que ha logrado en su vida profesional es “meterle un gol a la censura”, precisamente con El bosque del Lobo. A día de hoy, el cineasta sigue con una cartera llena de proyectos y con muchas ganas de volver a hacer teatro.

-Aquí en Benalmádena empezó usted su carrera cinematográfica, ¿qué siente al volver después de más de cincuenta años?

-Cómo dicen en las series negras, «el asesino siempre vuelve al lugar del crimen» y yo empecé mi trabajo en esta criminal y a la vez maravillosa profesión en Benalmádena. Para mí es muy importante estar aquí en Benalmádena porque, como bien dices, nací aquí profesionalmente con mi primera película. Gracias a un tipo de Benalmádena, Mamerto López-Tapias ,que fue guionista y productor de Días de viejo color, llegué a este municipio. Volver a Benalmádena es recordar mi infancia profesional, lo bien que lo pasé aquí y sobre todo, recordar a Mamerto

-No le tuvo que resultar fácil estrenar ‘Días de viejo color’ en una época en la que la censura ejercía un control absoluto sobre las películas con el objetivo de «preservar la moral y la ideología del régimen»

Días de viejo color fue rodada en una época muy oscura en la que estaba casi todo prohibido. A pesar de los cortes de la censura y de otros percances, la película triunfó en varios festivales de cine y después de ella fui aprendiendo y aprendiendo… cincuenta y tantos años llevo desde entonces en la profesión y no me ha echado todavía… Días de viejo color trata la  historia de tres estudiantes que vienen de Madrid a pasar la Semana Santa, donde todo estaba prohibido y solo se podía escuchar música clásica y poco más. La vamos a poder ver hoy, pero como te digo, después de pasar por los cortes de la censura. En aquella época, los censores llamaban al director o al guionista y, cómo anécdota, una de las cosas que me dijo a mí el censor fue de una escena de Cristina Calvo, la protagonista en la película, que es la que toma la iniciativa para invitar a su dormitorio a uno de los estudiantes… en concreto le decía: Sube y, según él, eso había que cortarlo porque una mujer no podía hacer eso… preferían que en la película la forzaran a que ella tomara la iniciativa en el sexo… imagínate que cosa más horrible.

-¿Qué significa para usted recibir el Premio Dirección del Festival de Cine Internacional de Benalmádena?

-Es un gran honor recibir La Niña de Benalmádena y además es, como te decía antes, meterme como en un túnel del tiempo y recordar cómo empecé en Benalmádena en esta profesión en la que llevo ya tantísimos años. Una profesión muy difícil, pero maravillosa al mismo tiempo.

-Precisamente mañana 31 de octubre, podremos ver dentro de la programación del Ficcab otra película suya, ‘El bosque del lobo’...

El Bosque del Lobo es una historia que produje con mi familia. No es que tengamos dinero, pero entre los de Bilbao y los de San Sebastián somos muchos y entre todos me ayudaron a levantar la película. Aunque tuvo un gran éxito en el festival de Valladolid y luego en el festival de Chicago, donde López Vázquez logró un premio internacional al mejor actor, cuando la fui a estrenar en España ocurrió algo terrible… el presidente del Gobierno por aquel entonces, Carrero Blanco quería prohibirla porque le llegó la noticia de que había una película sobre la leyenda negra y que mezclaba religión con superstición… Pidió la copia y la verdad es que me asusté muchísimo porque no solo me podía hundir la carrera profesional sino echar por la borda todo el dinero que me había dejado mi familia.

Sin embargo, alguien le dijo que El bosque del lobo tenía el premio San Gregorio del Festival de Cine Religioso y de Valores Humanos, lo que sería después el Seminci, y gracias a eso salió adelante… Yo siempre digo que la película tuvo muchos premios, pero que para mí el mejor fue el gol que le metí a Carrero Blanco.

-¿Nos puede adelantar en qué proyectos está inmerso actualmente?

-No te voy a decir mucho por si se gafa y después no salen… pero te puedo adelantar que puede que haga algún capítulo de una novela de Almudena Grandes y también tengo proyectados varios documentales en el País Vasco. Lo que sí que quiero es volver al teatro. Solo hice dos obras de teatro y quiero seguir. La realidad es que me han propuesto proyectos que no me han apetecido y ha habido otros que estaba deseando de hacer y no me han salido… esta profesión es así.

-¿Cuál cree que es el secreto para mantenerse tantos años en una profesión en la que es tan difícil triunfar y por supuesto mantenerse?

-La verdad es que nunca pensé que llegaría a vivir de esto…  Dejé Económicas en cuarto curso de carrera… venía de un restaurante de Bilbao -la familia de su madre regentaba el restaurante Retolaza, local que luego pasó a manos de Pedro y sus hermanos- y mi familia me apoyó… Debieron  pensar : “este chico está medio loco por dejar la carrera para meterse a titiritero”.  Más de 50 años después estoy encantado de la decisión que tomé y quizás el secreto sea que siempre me he creído lo que he hecho. Me lo he tomado muy en serio. Ahora dicen que mis películas antiguas están resucitando… están de actualidad incluso hasta las que no me gustaban tanto… y estoy encantado. Quizás mi secreto es eso: que creo mucho en todo lo que hago para que también se lo crea el público. Cuando no me proponían nada en lo que pudiera creer y darlo todo de mí, me producía yo las películas, que luego, como hace todo el mundo, se las he vendido a Cerezo (ríe).  Mientras tenga afición por el cine, que ya te digo que nunca se me irá, salud, curiosidad y sentido del humor, seguiré.

-¿Qué consejos le daría a los jóvenes talentos que están empezando en el sector cinematográfico?

-Que rueden muchos cortos y que tengan mucha paciencia, pues ésta es una profesión muy difícil, pero da muchas satisfacciones.

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Introduce tu nombre

hitnoodles

ULTIMAS NOTICIAS

printshop publicidad