martes, junio 25, 2024
Vixuart
InicioActualidad"Tremón, escucha: Tívoli está en lucha"

«Tremón, escucha: Tívoli está en lucha»

Arropada por cientos de ciudadanos, la plantilla de las más de 90 familias de trabajadores del parque de atracciones Tívoli recorrió ayer tarde noche la calles de Benalmádena para reivindicar la reapertura del centro de ocio, así como la subrogación de los trabajadores por parte de la empresa propietaria que, según sentencia judicial, no es otra que el Grupo Tremón.  Al grito de “Tremón escucha, Tívoli está en lucha”, o “del parque de atracciones, no nos moverán”, cientos de personas demandaban ayer a las administraciones públicas, desde el Gobierno central hasta el Ayuntamiento de Benalmádena, que “trabajen en el marco de sus competencias para luchar por la rentabilidad social que Tívoli Word aporta a la economía local de Benalmádena y de la Costa del Sol”.

Y es que, estos trabajadores se enfrentan a un futuro sumamente incierto en tanto que no se ha renovado el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor, y tal circunstancia, según los sindicalistas de UGT y CCOO, “deja sin ningún tipo de ayuda o prestación a los trabajadores fijos que a la par se quedan sin trabajo, mientras que los fijos discontinuos podrán cobrar la prestación extraordinaria del Gobierno”.

Las más de 90 familias afectadas llevan cobrando ERTE desde que cerró Tívoli , pero a final de mes dejarán de hacerlo porque, según los sindicatos, “no han permitido prorrogarlo, quedando los trabajadores en un limbo, sin recibir prestaciones y teniendo que incorporarse a su puesto de trabajo sin recibir su sueldo. El nuevo propietario, Grupo Tremón, no se quiere hacer cargo de la deuda ni de los trabajadores por lo que a partir del mes que viene no habrá ni ERTE ni sueldos”.

La plantilla lleva todo el verano realizando de forma desinteresada y gratuita labores de mantenimiento en las zonas ajardinadas del parque de atracciones para, según explicaron a este medio, “que no pongan la excusa de que no se abre porque hay que realizar estas tareas de acondicionamiento”.

La única certeza que tiene en estos momentos la plantilla del Tívoli es paradójicamente que “no sabemos nada, porque la empresa propietaria no se ha puesto en contacto con nosotros para decirnos que intenciones tiene para con el parque de atracciones”.

Los representantes de los trabajadores leyeron anoche un manifiesto frente a la Casa de la Cultura, -firmado por sindicatos, plantilla, partidos políticos y asociaciones de distinta índole-, en el que exigían a Tremón “la reapertura inmediata del parque”, arropados por el calor de los aplausos de los numerosos benalmadenses allí congregados en señal de apoyo a estos trabajadores que, según manifestaron varios de los presentes a Ole Benalmádena, “si a Tremón no le importan el futuro de estas familias, al pueblo de Benalmádena sí y por eso estamos aquí con ellos, al igual que hemos hecho en todas las manifestaciones que han convocado hasta el momento”.

En este sentido, han pedido que los entes públicos estudien todas las iniciativas y ayudas que permitan impulsar la actividad del parque, “al igual que se ha hecho en otras infraestructuras de forma similar”. Los representantes de la plantilla entienden que ésta es la forma más idónea de propiciar que desde la administración concursal se facilite la reapertura del parque este próximo verano.

Asimismo, instaron al Ayuntamiento benalmadense y a la Junta de Andalucía –que son las administraciones competentes en esta materia- que articulen los procedimientos necesarios para que los terrenos en los que se encuentra Tívoli así como la zona de aparcamientos, solo se pueda destinar en el futuro a equipamiento recreativo y de ocio, “eliminando con ello la posibilidad de cualquier especulación urbanística”.

El parque de atracciones lleva casi medio siglo prestando servicios de entretenimiento en la Costa del Sol a más de 30 millones de personas que han pasado por sus instalaciones. Una actividad recreativa, especialmente para el público infantil y juvenil, que además han podido degustar distintas opciones culinarias en sus bares y restaurantes temáticos, que añaden más atractivo si cabe a este icono de la Costa del Sol.

Próxima convocatoria, en Madrid

Por si los gritos de protesta de Benalmádena no llegasen a oídos de la empresa propietaria del Tívoli, el próximo 17 de noviembre irán a decírselo cara a cara a Madrid, donde gracias a la organización de los sindicatos, se trasladarán tanto los trabajadores como todos los vecinos que quieran apoyarles para protestar frente a las oficinas que tiene Grupo Tremón en la capital española.

Asimismo, han abierto a través de change.org una petición de firmas al entender que “el futuro de Tívoli es viable, aunque para ello hay que asumir una deuda”.  Las personas que quieran firmar la petición y mostrar su apoyo a estas familias pueden hacerlo a través del enlace: https://www.change.org/p/administraciones-publicas-tivoli-no-se-cierra

Por su parte, cabe recordar que el Ayuntamiento de Benalmádena, a través de su alcalde, Víctor Navas, ha puesto de manifiesto que Tremón “tiene la responsabilidad de ocuparse de la gestión del parque, tanto con sus deudas como con sus beneficios, porque Tívoli sigue resultando rentable, tal y como se volvió a demostrar en 2020, cuando abrió sólo tres meses en un contexto de pandemia, crisis económica y restricciones de aforo, y aun así logró rentabilidad suficiente para hacer frente a los gastos de explotación de todo un año”. El alcalde viene asegurando que si el propietario del Tívoli quiere abrir el parque, contará con el Ayuntamiento de Benalmádena como aliado; “y si no quiere abrirlo y no ofrecen una explicación razonable, velaremos por el interés general”.

El Tívoli es un icono del turismo en la Costa del Sol, y por este motivo el Ayuntamiento planteó una protección urbanística para los terrenos en el Pleno del pasado mes de agosto, en el que se aprobó inicialmente una modificación de elementos del PGOU para garantizar que sólo puedan tener como uso el de parque de atracciones. Tal circunstancia, según desvelaron fuentes municipales, no ha sentado bien en el seno de la empresa inmobiliaria pues, según explicaron hace unas semanas desde el Consistorio, “recibimos un escrito bastante duro por parte de Tremón, porque entienden que hemos tomado una medida que no nos corresponde, una afirmación con la que no estamos de acuerdo porque los poderes públicos debemos poner freno a la especulación, y como en este caso existe una posibilidad de que se produzca, tenemos que luchar contra ello”.

En el caso de que el freno a la apertura del parque sea el económico, el alcalde ya planteó en su día la posibilidad de poner en marcha una mesa de trabajo junto con la Junta, Diputación, Ayuntamiento y propietarios “para tratar de solucionar este aspecto, porque creo que no se encuentra en el ánimo de ninguna Administración ahogar financieramente un proyecto empresarial, sino todo lo contrario, pero el máximo responsable e interesado, la actual empresa propietaria, debe mostrar su voluntad para buscar esa solución”.

En cuanto a la figura de protección urbanística para el parque planteada por el Ayuntamiento no impide que se puedan desarrollar nuevos espacios comerciales u hoteleros, por lo que el Tívoli “podría albergar un hotel o una zona comercial, pero todo debe ir vinculado a su continuidad como parque de atracciones”.

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Introduce tu nombre

hitnoodles

ULTIMAS NOTICIAS

printshop publicidad