miércoles, julio 24, 2024
Vixuart
InicioActualidadComienzan las obras de rehabilitación de La Tribuna, testigo del pasado de...

Comienzan las obras de rehabilitación de La Tribuna, testigo del pasado de Arroyo de la Miel como gran fábrica de papel

Arroyo de la Miel fue hace algo más de 200 años un gran complejo de fabricación de papel, que se destinaba mayoritariamente a la producción de naipes de la Real Fábrica de Macharaviaya, pero de donde también se obtenía papel de estraza para el embalaje de las famosas pasas de Málaga, que se conseguían mediante secado natural y eran muy apreciadas en todo el mundo. Ahora, gracias al inicio de las obras de la rehabilitación impulsadas en la anterior legislatura, uno de sus testigos, La Tribuna, se erigirá como un nuevo reclamo turístico.

De hecho, la actuación, que cuenta con un presupuesto de 333.756,66 euros y un período de ejecución de al menos seis meses, está condicionada a ser un punto de información turístico y va a incluir un proyecto museográfico.

Las actuaciones previstas englobarán tanto la parte baja del inmueble como la de arriba, edificio perteneciente al Patrimonio Histórico de Benalmádena. También se va a crear un núcleo de comunicaciones a través del patio exterior, compuesto por una escalera metálica y un ascensor de vidrio que permitirá, mediante su transparencia, definir el volumen y la materialidad del edificio.

Estos trabajos permitirán conectar al edificio mediante una pasarela liviana que seguirá la misma filosofía de mínimo contacto con el inmueble para resaltar la monumentalidad del mismo. Cabe recordar que este edificación carece en la actualidad de instalaciones de agua potable, electricidad y climatización, por lo que en la intervención también se va a dotar de todo ello, además de crear un cuarto de baño, con el objeto de hacer utilizable y accesible ambos niveles para poder darles la utilidad que se desee, cumpliendo con la normativa técnica pertinente.

Solo en la planta baja se han calculado 87 metros cuadrados, a los que se suman los 82 de la planta alta, con lo que con esta actuación se logrará la reforma, adecuación y puesta en valor del edificio La Tribuna en su totalidad. Ya en 2007 el estado en el que se encontraba el edificio obligó a ejecutar obras de emergencia en los muros portantes, bóveda de cañón y elevación de la planta alta, que se había destruido por colapso de los elementos estructurales de la misma.

Esta actuación permitirá igualmente, la accesibilidad a la planta alta mediante un núcleo de comunicaciones, situado en la parte trasera del edificio, compuesto por escalera y ascensor.

La Tribuna es uno de los restos que conserva el municipio de aquel complejo papelero creado por Félix Solesio, un empresario italiano afincado en España y elegido por la familia Gálvez para llevar a cabo su proyecto de abastecer América de naipes y contribuir al desarrollo de Macharaviaya, su pueblo natal. Con el beneplácito del rey Carlos III consiguió hacer de Benalmádena una gran y próspera fábrica de papel y, una vez finalice la rehabilitación en seis meses, tanto benalmadenses como foráneos, podrán disfrutar de la historia de su emprendimiento y por ende, de nuestro municipio.

Y es que, todas las ciudades costeras comparten la incansable lucha por sobrepasar al turismo estacional para favorecer la atracción de un turismo alternativo, responsable y respetuoso con el medio ambiente, que va más allá de las vacaciones de sol y playa, y que busca la generación de nuevas experiencias a partir del disfrute y conocimiento de la cultura, la historia, el arte, las tradiciones y la arquitectura de los lugares a los que viajan.

Fábrica de papel

Félix Solesio encontró en las tierras que ahora son el corazón de Arroyo de la Miel, el lugar ideal para construir una importante fábrica de papel, gracias a la abundante agua proveniente del manantial natural de la Tajea, conocido popularmente como el Cao. En 1784, decide comprar el cortijo San Carlos para construir seis fábricas de papel para proveer a la factoría de naipes de la localidad de Macharaviaya.

Seis años después, en 1790, ya estaban construidos en nuestro municipio los seis molinos papeleros, llegando a contar con toda la infraestructura adecuada. Invirtió en maquinaria, pilas, tinas y demás utensilios que lograsen elaborar un producto de alta calidad, similar al de las fábricas genovesas de donde provenía el empresario.

Respecto al edificio de la Tribuna, tiene dos plantas, realizado en mampostería, con sillares en las esquinas; aún se conserva la bóveda de la planta baja. En la fachada se pueden observar restos de la decoración almohadillada, tan característicos de otras zonas geográficas, como el norte de Italia. Probablemente, Félix Solesio quiso imitar las construcciones de su ciudad de origen.

En la plaza de España también permanece la puerta de acceso al complejo papelero, llamado el Portal de San Carlos. Construido en 1791, llevaba sobre el dintel el escudo heráldico de la familia Solesio, escudo marmóreo que ahora podemos ver junto al edificio de La Tribuna.

Está inscrito como cien de catalogación general en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, por la disposición sexta de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Introduce tu nombre

hitnoodles

ULTIMAS NOTICIAS

printshop publicidad