jueves, junio 13, 2024
Vixuart
InicioActualidadMercadillo benéfico para que 600 familias vulnerables de Benalmádena tengan unas navidades...

Mercadillo benéfico para que 600 familias vulnerables de Benalmádena tengan unas navidades dignas

La pandemia ha significado para muchas familias de Benalmádena el pasar de tener una vida tranquila, sin grandes lujos pero llegando sin apuros a fin de mes, a perderlo todo. La crisis sanitaria ha puesto en relieve otro tipo de problemáticas, que aunque siempre han estado ahí, se tornaban invisibles pues parecía que solo afectaba a unos pocos benalmadenses. Con el Covid nos hemos dado cuenta, entre otras cosas, de que nadie está exento de perder su trabajo, de quedarse de un día para otro sin ingresos con los que atender las necesidades básicas de la familia, de los hijos.

El Vuelo de las Libélulas se constituyó precisamente como ONG en marzo de 2020 con motivo de la urgencia del momento vivido por la pandemia. Ya, años antes desde el anonimato, sus impulsoras- un grupo de madres-, venía desempeñando una labor altruista destinada a ayudar allí donde detectaban una situación de vulnerabilidad en la ciudad.

Con el Covid, rápidamente cambió el perfil de las familias que venían atendiendo. Observaron como, de repente, vecinos de clase media se habían quedado totalmente desprotegidos, doblegados ante una realidad llena de incertidumbres y de miedos.

Según nos cuentan desde El Vuelo de las Libélulas, además de alimentos “hemos tenido también que facilitar ayuda psicológica porque ni te imaginas el sentimiento de culpa que padecían muchos padres y madres” ante una situación de vulnerabilidad sorpresiva, que les ha llegado sin avisar, de improviso. Y es que, resulta harto difícil pensar en nuestro vivir cotidiano, protagonizado por las prisas y rutinas, que de pronto pudiera acontecer algo en el mundo que nos arrebatara todo por lo que llevamos años luchando. Qué nos obligara a pedir alimentos para poder dar de comer a nuestros hijos.

En la actualidad son 600 las familias registradas en este colectivo sin ánimo de lucro de Benalmádena, a las que proporciona alimentos y productos de primera necesidad. Es un número muy relevante de familias, vecinos de la ciudad que necesitan ahora más que nunca de la solidaridad de Benalmádena. Una forma de contribuir es acudir al mercadillo benéfico que organizan los próximos 18 y 19 de diciembre en el centro comercial de Nueva Torrequebrada, que estará abierto al público en un horario de 11.00 a 19.00 horas. En este evento se darán cita numerosos mercaderes que ofrecerán productos de distinta índole y cuyo fin es propiciar ayuda a este más de medio millar de familias de Benalmádena, que necesitan alimentos básicos en sus hogares.

Durante estos dos días de mercadillo solidario también se desarrollarán talleres dirigidos a los pequeños de la casa en los que colaboran las Ampas de la localidad con el objetivo de poner su granito de arena y lograr sumar entre todos para que estas familias vulnerables de Benalmádena puedan pasar unas navidades dignas.

Como indican desde esta asociación, “un pequeño gesto puede significar mucho para quien tiene necesidad. Hay muchas formas de ayudar y todas ellas son importantes”.

El Vuelo de las Libélulas también ha puesto en marcha la campaña Benanoel, apadrina un juguete con la que se puede colaborar costeando el regalo que alguno de los 300 pequeños, que atiende esta asociación, han pedido en sus cartas a Papá Noel o a los Reyes Magos. Benalmádena es ante todo una ciudad de gente solidaria y prueba de ello es que “dos mujeres han apadrinado ya a 50 niños cada una de ellas”, nos comentan desde El Vuelo de las Libélulas.

También se puede arrimar el hombro con la Campaña del pavo, que consiste en que, a través de las carnicerías colaboradoras –que han acordado unos precios muy reducidos para apoyar la causa- propiciar que ninguna de estas familias se quede sin poder disfrutar del tradicional pavo en estas fechas tan señaladas.

Resulta descorazonador que en Benalmádena haya un número tan elevado de vecinos que no tienen recursos para poder comer. La labor de asociaciones como El Vuelo de las Libélulas se torna fundamental en tanto que además de proporcionar recursos básicos, ayudan a estas familias a recuperar su vida con dignidad. Así, no dejan solas a estas personas, y también les ofrecen recursos y asesoramiento que les ayuden a no estancarse ante una situación indeseada, que en la mayoría de los casos, no saben cómo gestionar.

Las libélulas tienen varias vías de recogida de productos de alimentación, higiene y limpieza, que una vez por semana distribuyen entre las familias necesitadas. Trabajan mano a mano con comercios de Benalmádena porque, según explican, “así la ayuda es doble, a las familias necesitadas se les proporcionan los productos básicos a la par que se fomenta la economía local (ultramarinos, fruterías, carnicerías, pescaderías, etc.)”.

Asimismo, también gestionan donaciones de ropa y calzado y en ocasiones, actúan de intermediarias en el intercambio de muebles o enseres que van solicitándoles.

De manera paralela a los lotes de comida, las libélulas impulsaron hasta este verano un programa denominado Restaurantes Solidarios, que consistía en proveer a restaurantes locales de un presupuesto semanal para la elaboración de comida preparada. Ésta era distribuida dos veces a la semana entre las familias necesitadas de las zonas de influencia de los restaurantes elegidos. Con este proyecto también se cumplía una doble labor: “ayudar a los restaurantes locales a sostener su actividad y mantener su plantilla, así como proporcionar alimentos cocinados y de calidad (con una dieta equilibrada y sana) a aquellas familias necesitadas”.

Sabedoras de que el empleo es fundamental para mejorar la economía de estas familias, proyectan crear un programa laboral que ayude a los usuarios desempleados a elaborar sus currículos y cartas de presentación, la creación de una base de datos que les permita catalogar los distintos perfiles labores para así poder dar una respuesta rápida ante una oferta de trabajo y ofrecer asesoramiento y realizar un seguimiento durante el proceso de búsqueda de empleo. Asimismo, también proyectan emprender un programa de formación para acercar la informática y las nuevas tecnologías a sus usuarios.

Si desean colaborar con El Vuelo de las libélulas pueden asistir al mercadillo benéfico que se celebra los próximos 18 y 19 de diciembre en el centro comercial de Nueva Torrequebrada, en la avenida Estrella del Mar, número 18, o si desean realizar una donación se pueden poner en contacto con esta asociación a través de su web y/o su facebook.

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Introduce tu nombre

ampalaleala
hitnoodles

ULTIMAS NOTICIAS

printshop publicidad