martes, mayo 21, 2024
Vixuart
InicioActualidadJavier Gaspar, el empresario benalmadense para quien "compartir es vivir"

Javier Gaspar, el empresario benalmadense para quien «compartir es vivir»

El empresario benalmadense Javier Gaspar ha revolucionado el concepto de solidaridad en el sector empresarial, llevándolo hasta las últimas consecuencias con su gastrobar social La Vida es Bella, que revierte íntegramente sus beneficios en causas humanitarias dedicadas al sector de la infancia. Y en el que además, se puede invitar a una persona sin recursos a un almuerzo y/o un café, a través de la iniciativa menú y café pendiente.

Sin embargo, el exclusivo gastrobar social de España no es el único proyecto con fines altruistas que lidera el benalmadense. De hecho, se podría decir que su ingenio alcanza cotas impensables, salpicando distintas disciplinas con el nexo común de la búsqueda de fondos para arrimar el hombro a quienes más lo necesitan.  

Con esta idea en mente, Gaspar además de destinar parte de las ganancias de sus negocios –centrados sobre todo en el mundo inmobiliario- a asociaciones sin ánimo de lucro, también ha escrito un libro, pinta cuadros, está inmerso en un poemario, una obra de teatro y una serie documental –y seguramente nos dejaremos alguna actividad más en el tintero- para recaudar dinero y destinarlo a causas solidarias. Su mayor sueño, según confiesa, “es lograr los diez millones de euros que necesitarían para crear un pabellón dedicado a oncología infantil para la Fundación Andrés Olivares (que ayuda a familias con niños enfermos de cáncer)”. 

Pero, ¿qué le pasa por la cabeza a un empresario para invertir su energía y dinero en crear proyectos únicos con el fin de recaudar fondos para los más vulnerables los 365 días del año?. La respuesta es complicada… aunque lo que sí que tenemos claro tras conocer a Javier Gaspar, es que tiene unas ganas asombrosas de ayudar a los demás. Es, por explicarlo en pocas palabras, una necesidad vital.  

Vivió una infancia y juventud marcada por el trabajo continuo, pues desde bien joven empezó a trabajar en el restaurante que tenían sus padres en Benalmádena. Comenta que “me iba muy bien en los estudios y quería ser arquitecto, pero mi padre montó un bar y tuve que ayudar. Así llevo toda la vida, trabajando”.  

Cuando volvió de la mili, explica que tras alquilar el local dónde estaba el bar familiar y adquirir otro, se formó en el ámbito financiero y empezó a trabajar de lleno en este sector, que le ha revertido numerosos éxitos durante estos años de emprendimiento. Gaspar, un hombre cercano y risueño, de personalidad inquieta y perseverante, nunca ha cesado de formase académicamente e incluso en la actualidad imparte conferencias y charlas para el tejido empresarial, tanto dentro como fuera del país. 

Aunque siempre ha dedicado parte de los ingresos de sus empresas a causas benéficas –este año fue galardonado por los Premios Inmosolidarios 2021 cuyo premio de 3.000 euros donó a Cáritas– explica a Ole Benalmádena que “hace no mucho pasé por un proceso de encuentro personal y, entre otras cosas, me di cuenta que si mi familia y yo teníamos suficiente para vivir, era hora de empezar a dar a los que más lo necesitan en el plano máximo al que pudiera llegar como empresario y como ser humano”. 

En este punto nació su libro 12+1 Faros, un escrito que “busca a navegantes perdidos en el océano de la vida, que sumidos en la oscuridad de las vicisitudes no consiguen encontrar su rumbo”. Basado en un método ideado por el propio benalmadense, que le ayudó a superar una crisis personal en la que se vio inmerso hace algún tiempo y de la que logró salir reforzado, con un positivismo desbordante que contagia a todo aquel que se cruza en su camino. 

Con miles de ventas ya en su haber, los beneficios de este libro están destinados a la oncología infantil, que es una de las causas que centra la lucha solidaria del empresario.

A la par, también ha dado vida a GaspART Arte Solidario, la galería de arte de pinturas creadas por el propio Javier, quien ha demostrado ser un prolífero artista plástico y que, como no podía ser de otra forma también tienen un fin altruista. En la actualidad, el empresario está inmerso en varios proyectos más, como es la edición de un poemario y el patrocinio de una obra teatral para sumar más ingresos con los que poder hacer frente a las demandas de distintas asociaciones focalizadas sobre todo en la infancia, y a proyectos sin ánimo de lucro destinados a la mejora de la calidad de vida de los más pequeños y de colectivos que sufren distintas necesidades.  

Es cierto que resulta difícil entender la solidaridad con la intensidad que lo hace Javier Gaspar, cuyo apellido para muchas entidades sin ánimo de lucro es reflejo del espíritu del mismísimo Rey Mago de Oriente, pero como él mismo indica, “entre todos, cada uno poniendo su granito de arena con lo que pueda, podemos hacer de nuestra sociedad una sociedad más justa y mejor”, pues lo que el empresario benalmadense tiene muy claro en su vida es que: “compartir es vivir”.  

ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

hitnoodles

ULTIMAS NOTICIAS

printshop publicidad